Vacaciones

Piscinas inflables, una opción práctica y económica

23 Julio, 2019

Seguramente ya te habrás planteado la idea de tener una piscina en tu finca, pero los costos financieros y logísticos te están haciendo dudar. No tienes por qué desistir de la idea, las piscinas inflables son una excelente opción para no perderte la diversión y el confort por mucho menos dinero.

Por qué son más convenientes las piscinas inflables

En primer lugar, son mucho más baratas y rápidas de obtener. Construir una regular te puede costar entre 50 y 150 millones de pesos, dependiendo del tamaño. Llevar a cabo la obra fácilmente puede tardar de dos a tres meses. En cambio, una piscina inflable se pide por internet o se compra directamente en la tienda; por menos de 100.000 pesos, es posible tener una de buen tamaño y en pocas horas estar disfrutando de ella.

Son mucho más fáciles de limpiar. Bastará con usar un jabón suave para lavarlas cada cierto tiempo y estarán como nuevas. Cuando son de gran tamaño, se puede usar un cepillo limpiafondos o un carro limpiafondos para remover la suciedad que se acumula en el piso. Una red plana con pértiga te ayudará a mantener la superficie libre de elementos flotantes como hojas secas, insectos o cualquier cosa que haya caído en ella.

También son muy prácticas. Cuando no se estén usando, pueden guardarse en cualquier armario o en una caja; así las puedes llevar e instalar donde quieras. Con el cuidado adecuado pueden durar muchos años, ya que están hechas de materiales resistentes a la exposición al sol y a los agentes químicos que se usan para tratar el agua.

Piscina Powersteel

Cómo escoger la mejor piscina inflable

Lo primero que debes considerar es el espacio con el que cuentas. Si este es más largo que ancho, lo más conveniente es que compres una Piscina Inflable Rectangular Deluxe. Si, por el contrario, tienes un espacio cuadrado o suficientemente amplio, las redondas como la Piscina Fastset 2300Lt son las más prácticas.

El otro aspecto que debes tener en cuenta a la hora de escoger es la edad y la estatura de sus usuarios. Para que los niños pequeños puedan darse un buen chapuzón sin que corran mayor peligro, la piscina inflable infantil, cuya altura es de 33 cm, es ideal.

Las inflables pequeñas pueden vaciarse y guardarse cuando no se están usando. En el caso de las grandes, lo mejor es que compres un dispensador de cloro estándar y la bomba filtro; de esta manera podrás mantener la calidad del agua durante mucho tiempo; de lo contrario, tendrías que cambiarla con frecuencia.

No olvides los accesorios

Añadir diversión a la diversión sí que es posible. Niños y adultos agradecerán los diferentes inflables para jugar en el agua. Las pelotas multicolores son una maravilla para las piscinas pequeñas, y los flotadores tubulares de espuma caben bien en las rectangulares y redondas para adultos.

Las sombrillas de jardín son una excelente opción para resguardarse un rato durante los días soleados. También es grato tener una buena sombra para vigilar cómodamente a los más pequeños mientras se dan un baño. Recuerda que los niños deben recibir supervisión permanente de un adulto mientras están dentro o cerca del agua.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

es_COSpanish
es_COSpanish