Remodelación

Calidad vs. precio al comprar materiales de construcción

7 Junio, 2019

Convertir la casa donde vives en un lugar maravilloso para ti y tu familia es un sueño realizable. Miles de personas están invirtiendo en la remodelación y decoración de sus viviendas, ¿por qué? Un proyecto de remodelación te permite resolver problemas de funcionalidad, diseño y confort. Sin embargo, se puede transformar en un dolor de cabeza si no tomas las decisiones correctas. Por ejemplo: al comprar materiales de construcción, ¿qué escogería: calidad o precio?

El dinero es la palabra que más redunda en la mente de quien tiene un proyecto de remodelación. La necesidad de ahorrar es la causa del fracaso de muchos proyectos. ¿Sabías que cerca del 20% de las construcciones falla por mala calidad de los materiales de construcción? Por esto, quienes deciden comprar los materiales más baratos sin importar la calidad, al final descubren que el ahorro más que una ilusión se transforma en un fracaso.

En cambio, cuando te concentras en la calidad de los materiales para remodelar tu casa probablemente obtendrás mejores resultados, acabados más duraderos y te sentirás satisfecho al final del proyecto.

¿Cuáles son tus expectativas al remodelar tu hogar? Te invito a que conozcas algunas claves importantes para que tu proyecto de remodelación sea una experiencia exitosa.

1.     Importancia de los materiales de construcción: calidad vs. precio

Si bien la arquitectura y el diseño son los elementos que llaman más la atención en un proyecto de remodelación, es la calidad de los materiales de construcción la que te dará la confianza y seguridad de una obra responsable y funcional. Sin duda, cuando empleas materiales de calidad tendrás la certeza de que no efectuarás reformas a largo plazo.

¿Cómo tomar la decisión correcta cuando vas a comprar materiales de construcción? La decisión dependerá de cuáles sean tus expectativas respecto al uso de los materiales. ¿Quieres que tu proyecto tenga larga vida? ¿Qué tipo de acabado te haría feliz?

Por regla general, el precio solo ofrece ventajas cuando preserva la calidad de los insumos que compras. Si adquieres materiales a un menor costo, pero que no cumplen con el objetivo que se espera, habrás perdido tu dinero. De allí la frase, bueno, bonito y barato; en primer lugar la calidad y luego el precio.

Lo recomendable es que antes de pensar en el precio, consideres la función que cumplen los elementos de construcción: física, constructiva, mecánica y económica. La decisión correcta dependerá de que cumplan con estas.

2.     ¿Cuáles son las características físicas de los materiales de construcción?

Tienen distintas propiedades físicas que los hacen únicos: resistencia térmica, impermeabilidad, acústica, óptica, entre otros. Cuando remodelas tu casa, dependiendo de si es en el exterior o en el interior, necesitas adquirir materiales de buena calidad que garanticen que son resistentes al agua, que absorban el sonido y que aíslen las temperaturas.

¿Te imaginas construir la pared exterior de una casa, ubicada en una avenida transitada, utilizando materiales que no son capaces de absorber el ruido? Es casi seguro que este hará que tu familia se sienta incómoda. Si la razón de haber comprado esos materiales fue que eran más económicos, ¿pensarías que fue una buena decisión?

Hay remodelaciones que exigen trabajar con materiales de construcción de cierta calidad para garantizar sus propiedades físicas. Si un menor precio no garantiza que el elemento de construcción pueda cumplir con su función, entonces debes irte por la calidad.

3.     ¿Cuál es la relación calidad vs. precio en cuanto a la facilidad y eficiencia de los materiales de construcción?

Cuando te planteas un proyecto de remodelación debes tomar en cuenta que hay distintos niveles de rendimiento y de dificultad en la manipulación de los materiales: trabajar con piedra partida o canto rodado es diferente a hacerlo con ladrillos. Esta característica se llama laborabilidad del material y se refiere a la facilidad de trabajar con una materia prima de forma efectiva y económica.

Por lo general, el uso de materiales de construcción de calidad aporta eficiencia a cualquier obra. Es el caso de las pinturas y revestimientos, pues cuando se usa productos de baja calidad la eficiencia y el rendimiento es menor. Por esta razón, cuando se piensa en estos dos aspectos hay que encontrar una buena relación precio-calidad.

4.     Resistencia de los materiales de construcción

Una propiedad importante de los materiales de construcción es su resistencia. Es decir, su capacidad de tolerar la fuerza de los factores externos y de su propio peso. Según las características del proyecto de remodelación, los materiales tendrán que soportar agua, temperaturas, golpes. Esta propiedad se puede apreciar en materiales como la arena cementada, la arcilla cocida, las baldosas, ladrillos donde la resistencia juega un papel fundamental.

Por ejemplo, en el caso de los ladrillos su resistencia depende de su composición y tiempo de cocción. Cuando son de mala calidad, las estructuras donde se utilicen corren mayor riesgo de fracturarse y ponen en peligro a las personas.

Cuando necesites comprar ladrillos, antes de revisar los precios, piensa en la calidad y escoge el que se adapte a la expectativa de vida de tu proyecto.

5.     Beneficios financieros de los materiales de construcción

Decidir sobre la calidad y el precio de los insumos que necesitas comprar para vivir en el hogar que sueñas es un proceso difícil. Algunos cometen el error de solo tomar en cuenta el monto de la inversión inicial. De esta manera, corren a comprar donde ofrezcan la menor cotización. Sin embargo, los beneficios financieros de los materiales deben calcularse a lo largo de la vida útil esperada.

Cuando utilizamos materia prima de calidad el precio suele ser un poco mayor. Pero al tener un tiempo de vida más largo, el rendimiento de la inversión se ve optimizado. El resultado es una mejor relación precio-calidad.

  • Los materiales de construcción y la satisfacción al remodelar

La satisfacción total al remodelar la alcanzas cuando el diseño te hace feliz. Además, la calidad de los materiales de construcción te garantiza una obra duradera y confortable. Sin embargo, el precio no está reñido a la calidad. Es posible conseguir la calidad apropiada a precios razonables. ¿Cómo hacerlo?

  • Busca proveedores que te ofrezcan promociones, descuentos  o servicios gratis de transporte.
  • Compara precios, haz que tu dinero rinda.
  • Compra a grandes proveedores.

Recuerda que cuando realizas una remodelación, el beneficio financiero solo lo puedes calcular cuando consideras la satisfacción que lograras a lo largo de la vida de tu proyecto.

¿Te animas a descubrir la mejor relación precio-calidad?

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

es_COSpanish
es_COSpanish